sábado, 4 de julio de 2015

Cruzando los límites (María Martínez)

¡Hola circenses! Esta mañana calurosa de sábado os dejamos con una nueva reseña, esta vez se trata de Cruzando los límites escrita por María Martínez y con el que se estrena en New Adult, ¿queréis saber qué tal fue la lectura? ¡Sigue leyendo!

Título de la obra: Cruzando los límites
Libro: 1/2
Saga: No
Autora: María Martínez
Editorial: Titania
¿Dónde comprarlo?
Páginas:
Género: New Adult

SinopsisSavannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta  y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.

Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformase en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.

Opinión: ¡Por fin he leído algo de Martía Martínez! Tengo muchos libros entre la lista de "pendientes" pero hace ya un par de semanas, cuando descubrí que la protagonista resultaba ser Ashley Benson, tuve que posponer todas las novelas que tengo en la lista de espera y ponerla la primera.

La primera vez que leí algo sobre New Adult y me enamoré de este tipo de género literario fue con Victoria Vilchez, y Antes de que decidas dejarme/Antes de que digas adiós por lo que, por casualidad fue como me topé con la imagen de los protagonistas de la novela de María Martínez, y dije: ¡de este fin de semana no pasa! Y me enganchó tantísimo que lo terminé a las cuatro de la mañana, sin darme cuenta de que se me había pasado el tiempo y que ya eran las tantas de la madrugada. Sin duda, tras esta novela, seguiré muy cerquita los pasos de María, así que ya sabes, ¡tienes una nueva sombra que soy yo!



Entrando un poco en el libro, lo primero que hizo que me fijase en él fue en la portada, ¿habéis visto que preciosidad? Está muy cuidada, y ya con solo un vistazo quieres tenerla en tu estantería, ¡porque es una pasada! La imagen, el título, su letra... fantástico, de las mejores portadas que he visto en los últimos meses de publicaciones. Un 10 para los de diseño.

Respecto a la sinopsis, como podéis ver más arriba, lo único que hace es llenarte de intriga y de ganas de devorar la novela. Esta es la primera novela de María Martínez como autora de New Adult y le ha ido tan bien desde su publicación que se ha animado a escribir una segunda parte, ¿con qué nos sorprenderá en esa entrega? ¡Yo quiero saber de todos los personajes!

Y hablando de los personajes, ¡son alucinantes! Todos, desde los protagonistas hasta los que tienen menos carga en la historia, están pulidos, y los amas u odias a todos, no tienes punto medio, ninguno pasa desapercibido debido a lo bien perfilados que están. Savannah y Caleb son los protagonistas, dos bombas de relojería, dos polos apuestos que están destinados a atraerse y encontrarse, a defenderse y a marcar bien lo que quieren. Pero no son tan perfectos, ambos tienen historias paralelas, tienen su pasado que a veces emerge a la luz queriendo arrastrarlos de nuevo a la oscuridad y es gracia a la otra persona que consiguen pasarlo.

Los personajes secundarios, Cassie, Tyler, Matt, Spencer, Brian... tienen una gran carga en la historia, María sabe bien cómo darles sus protagonismos en los momentos más propicios, sin necesidad de sobrecargarlos o que sintamos que ellos han pasado de ser secundarios a protagonistas eclipsando a Sav y a Caleb. Cosa que es muy difícil que una autora consiga mantener a raya a los personajes secundarios, y más los ya mencionados, que tienen mucha importancia para los personajes principales, tanto de forma negativa como de forma positiva, todos influyen en ella haciendo que la historia cobre vida propia.

El lugar que rodea a los personajes, la autora los ha narrado tan bien, perfilando bien las casas, la ciudad, los paisajes, que es lo suficiente para imaginárnoslo, pero no tanto como para que no vuele nuestra imaginación hacia nuestros propios parajes, aquellos que creamos que mejor encajan con la situación geográfica de la historia, que no está en un solo sitio, sino que va cambiando según las necesidades de los personajes.

La historia está narrada en tercera persona, me he acostumbrado ya a leerlo desde este tipo de narración y la verdad es que me gusta más que en primera persona porque desde un narrador omnisciente nos hace saber los pensamientos de los personajes, lo que creen en cada momento, lo que está sucediendo desde los puntos de vista que la autora crea oportuno sin necesidad de que sea solo un personaje el que lo cuente, lo que creo que da menos opciones a saber de los personajes. Desde la narradora en tercera persona conocemos a los chicos, los queremos, los odiamos y nos dan ganas de darle un par de achuchones o dos collejas bien dadas.

María Martínez ha logrado algo muy difícil, que me haya sentido parte de la historia, que me haya trasladado y sentido como una más, casi como si yo estuviese dentro, interactuando con los personajes, viviendo su amor, su dolor, su miedo o su esperanza. Ha conseguido que leyese algo distinto a lo que hay ahora, a todas esas novelas cortadas bajo el mismo patrón, mezclando una historia de amor con una intriga: algo pasa en el pueblo, ¿qué es? ¡No puedo decir nada! solo que no os vais a esperar nada de lo que pasa, porque María es capaz de dar giros en el libro que pueda hacer que se te caiga la mandíbula hasta el suelo o vayas de culo al suelo, ¿cómo se puede tener esa intriga? Es la primera vez que he leído intriga mezclada con amor en una historia de chicos que rondan la veintena, ¡y quiero más!

Sin duda María no se merece un 5/5 de carpas, que como bien sabéis los lectores de este blog, es la máxima puntuación, deberíamos crear para libros de este tipo puntuaciones más altas, ¿qué tal un infinito? Algo se nos ocurrirá, porque incluso ponerle cinco carpas me parece una puntuación baja. Quiero que salga ya esa segunda parte, quiero seguir disfrutando de este libro, saber más de sus personajes y de sus historias. Cuando sepa más acerca de la segunda entrega, seréis los primeros en saber algo, circenses. Hasta entonces...



1 comentario:

  1. Que buena pinta tiene y que ganas de leerlo tengo.

    Saludos

    ResponderEliminar