miércoles, 15 de junio de 2016

Prohibido enamorarse (Elle Kennedy)

Título de la obra: Prohibido enamorarse
Libro: 1/3
Saga: #KissMe
Autora: Elle Kennedy
Editorial: Alfaguara
Género: New adult
Páginas: 411

¿Dónde comprarlo? En Amazon

Sinopsis: Esta primera entrega de la trilogía #KissMe «contiene todo lo que puedas desear en una novela YA: es dulce, excitante y emocionalmente satisfactoria.», USA Today bestselling

Hannah va a hacer un trato con un chico malo... y va a ganar más de lo que espera.

Hannah por fin ha encontrado un chico que la vuelve loca, pero hay un pequeño problema: no tiene ni idea de cómo seducirle.

La solución es Garrett, el deportista y playboy más deseado del campus: él necesita aprobar un examen a toda costa, y a cambio puede ayudarla a poner celoso a cualquiera...

Incluso a sí mismo. Cuando un beso inocente les lleva a una noche increíble, Garrett ve la luz: Hannah no puede irse con otro. Tiene que convencerla de que se quede a su lado.

Opinión: En época de exámenes me prohíbo leer nada que no sean las lecturas complementarias de las asignaturas o los apuntes que tengo que estudiar para presentarme a la materia en cuestión pero a veces necesito un respiro y eso es inevitable. Seguro que más de uno de los que me seguís en mis entradas está de acuerdo conmigo. Así que intentando no arrancarme las uñas por os nervios y buscando algo con lo que entretenerme en los parones de estudio y las noches que intentaba conciliar el sueño, me topé con #KissMe 1, y decidí conseguirla en edición digital y poder echarle un vistazo. Solo uno. Que ingenua soy, de verdad.

Empecé a leer, primero mesuradamente, me iba poniendo mis límites y los cumplía, ¡estaba tan contenta! Eso pasó en los primeros capítulos que es cuando más me cuesta comenzar a cogerle el tranquillo al libro, pero conforme la novela fue cogiendo velocidad e intensidad, nada funcionó y me lo he acabado en dos días. Un asco. No porque el libro fuese malísimo, sino porque he estado tan enganchada que no me he dado cuenta de que al acabarlo acababa de ver pasar mi mitad del domingo y parte del lunes del tirón. Pero al menos he conseguido desconectar de todo lo que me tiene atrapada en la universidad, así que... no todo era tan malo.

La novela alterna a Hannah y a Garrett, cada capítulo lo cuenta una persona ¡y eso me encanta! me parece una forma muy original de conocer a los protagonistas porque vivimos la historia desde ambos puntos de vista, sabemos cómo piensan y qué sienten en cada momento, es divertido incluso como intentan desenmarañar al otro y cómo se vuelven locos al no conseguirlo. Te metes en la piel de Hannah de la misma forma que te sientes Garrett, los capítulos pasan rápidamente, impávidos, no te das cuenta de que estás devorando cada una de las páginas a una velocidad admirable. Pero lo haces.

La historia se cuenta por sí sola, y te metes tanto en el papel de los protagonistas que sientes lo que ellos sienten, disfrutas con sus aventuras y te enervas con sus problemas, a veces quieres abofetearlos por ser tan tontos y otras veces solo quieres que todo se ponga a su favor y puedan avanzar, porque el destino es un poco cabrón y le pone varias veces la zancadilla. Por suerte en la historia hay muchos personajes secundarios que entran y salen de la escena en muchas ocasiones, que eso también hace que dé mucha velocidad a la novela y giros divertidos con los que dibujar una sonrisa en los labios y pensar: "¡benditos amigos! ¿qué haríamos sin ellos?"

La historia se desarrolla en una universidad pero además de ocurrir cosas en las aulas, en los aularios, en las hermandades o en las residencias también vemos que se mueven por la ciudad y viajan fuera. Sabremos los oscuros secretos que persiguen a cada uno de los personajes y nos sentiremos identificados con sus miedos, con sus deseos, con sus derrotas y sus luchas. Porque es una historia con unos personajes muy reales, podemos sentirnos identificados con las fiestas, con las resacas, con las clases, con la cantidad de trabajos exorbitados, con los nervios, con las caías, con las notas, con ese amor que te hace cortar la respiración.

También hay escenas de sexo. Los protagonistas al fin y al cabo  tienen veinte años y sus hormonas están más que alteradas, así que no tardan mucho en quedarse sin ropa... pero es algo normal, también me gusta que la autora los haya hecho sin pelos en la lengua, digan las cosas tal y como son y se avergüencen con sus actos, con sus palabras... y a veces esas vergüenzas pasan a un segundo plano cuando son jóvenes, dicen lo que piensan y no piensan lo que dicen, y eso a veces les lleva a problemas, ¿pero quién no ha sido visceral y se ha dejado llevar por las hormonas o el corazón en vez de hacer caso a la cabeza?

Me gusta cómo Elle ha creado a los personajes, cómo ha creado una auténtica historia y cómo va a mantenerla para los siguientes dos libros, pero en las siguientes historias no cuentan directamente la historia de Hannah y Garrett, esta se ha concluido en Prohibido enamorarse y aunque me imagino que la autora nos dejará saber de ellos en las siguientes entregas las otras dos están dedicadas a otros dos personajes masculinos que hemos conocido en esta: la segunda parte sabemos de Logan y la tercera parte de Dean, lo que me gusta mucho que pasar una trilogía hablando de la misma pareja, se hace pesado y a veces da demasiados giros innecesarios.

¿Y vosotros circenses, habéis leído ya esta primera parte de la trilogía? Si es así, ¿qué os ha parecido? ¿Os ha gustado? ¿Empezaréis a leer Objetivo: tú y yo? Y si no habéis leído a Elle Kennedy, ¿le daréis una oportunidad a la trilogía?





2 comentarios:

  1. No se yo si caere con este libro porque me da mucho miedo encontrarme otro Afer. Por ahora lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído "After" aunque quiero hacerlo para hacerme una idea y poder decirte algo más porque sí he leído críticas que las comparan y la trilogía de #KissMe sale airosa...

      Eliminar